Seleccionar página
Las 10 mejores ideas de marketing educativo
Las 10 mejores ideas de marketing educativo

La Importancia del Marketing Educativo para los Centros Escolares

  1. El marketing se ha convertido en un imperativo estratégico. La baja natalidad y la alta competencia obligan a los centros educativos a incluir el marketing en un apartado destacado dentro de su plan estratégico. Aunque en un centro educativo no tenga problemas de matrícula ahora, los podrá tener en el futuro, por lo que conviene cuidar al máximo la fidelización y la captación si queremos ser viables y rentables en el tiempo.
  2. El marketing educativo es bueno. Se acabaron los tiempos en los que el marketing estaba mal visto entre los centros educativos. Incluir las técnicas de marketing en un colegio no solo nos va a ayudar a alcanzar nuestros objetivos de matriculación, también va a participar la mejora de todos los procesos del centro, pues el buen marketing empieza en el diseño de un buen producto educativo y en la orientación a satisfacer las necesidades de nuestros clientes.
  3. El marketing educativo es social. Si el marketing ayuda a los colegios a mejorar el servicio educativo, esto necesariamente va a redundar en la mejora de su importantísima misión social que no es otra que formar a ciudadanos libres y responsables. Además, de su labor educativa, los colegios, institutos y universidades pueden y deben involucrarse en la construcción de un mundo más justo colaborando con iniciativas sociales y culturales. Esto no solamente mejorará su entorno, además, ayudará a potenciar su imagen y percepción en la sociedad.
  4. Las personas son lo primero. El marketing moderno no se centra únicamente en el producto, ni siquiera en el concepto difuso de cliente, se debe centrar en las personas. No hay que olvidar nunca que el principal destinatario de la educación es el niño o niña. Estas pequeñas personas merecen toda la atención y los mejores recursos que no son otros que otras personas: los profesores. Los maestros, con su labor vocacional, realizan una misión impagable. Por tanto, hay que dotarles de todos los recursos disponibles para que hagan su trabajo en las mejores condiciones.
  5. Vender, no despachar. Tener una estrategia comercial y una actitud proactiva hacia la venta nos va a ayudar a conseguir nuestros objetivos de matriculación tanto o más que una buena promoción. Podemos hacer la campaña publicitaria más eficaz y llamativa y atraer a un gran número de potenciales clientes a nuestro centro, pero si no somos capaces de venderles bien nuestro proyecto habremos tirado por la borda toda la estrategia de marketing junto a una buena cantidad de tiempo y dinero.
  6. No comunicar es no estar. De nada sirve hacer mucha cosas positivas en el día a día de un centro si no somos capaces de comunicarlas correctamente a nuestros principales destinatarios. Los centros educativos llevan a cabo una gran labor a lo largo del curso, pero deben transmitirlo fuera de los muros del colegio, no solo a las familias, también al exterior, especialmente al entorno más próximo, pero también a los medios de comunicación para amplificar nuestros mensajes.
  7. El marketing lo deben hacer profesionales. Igual que un colegio no pone su contabilidad en manos del profesor de matemáticas, por mucho que le gusten los números; o la asistencia legal en manos de un estudiante de derecho, el marketing debe ser gestionado por profesionales, internos y externos, con conocimientos profundos del sector educativo.
  8. La digitalización es imparable. La sociedad actual vive permanentemente conectada a internet, el centro educativo no puede vivir ajeno a este proceso y, menos aún, en su estrategia de promoción y comunicación. El colegio que no se encuentra en internet no existe más allá de su barrio o pueblo. Contar con un buen posicionamiento online y una web atractiva es fundamental para que lleguen nuevos clientes. Tampoco debemos olvidar mantener una presencia inteligente en las redes sociales, estando únicamente donde debamos y podamos estar en condiciones dignas. Marketing Digital Educativo.
  9. Mide y corrige. Debemos analizar y evaluar cada acción que ponemos en marcha para valorar el resultado de cada una de ellas. De ahí la importancia de saber por dónde nos llegan los alumnos, cómo nos han conocido, pero también por qué se han ido, si se nos van. Medir nos va a permitir corregir lo antes posible los eventuales errores que vayan surgiendo. No hay que olvidar nunca que el marketing no es una ciencia exacta y que no debemos temer a la prueba/error. Si somos capaces de monitorizar y analizar los datos seremos capaces de mejorar campaña a campaña.
  10. En el marketing participa todo el colegio y durante todo el tiempo. La estrategia de marketing la diseñan profesionales junto a la dirección del centro, pero debe llevarse a cabo por todos y cada uno de los profesionales que trabajan en él. Un buen marketing empieza por una buena atención por parte del conserje o recepcionista, pero también por el correcto funcionamiento de las instalaciones, el comedor, los equipos, y, por supuesto, por la labor educativa de todos los docentes. Para que todo funcione todos deben estar implicados en la labor “marketiniana”, cada uno desde su puesto. También es importante “desestacionalizar” el marketing educativo. No solo hacemos marketing durante el periodo de matriculación, debemos trabajar por conseguir mejorar nuestra imagen y posicionamiento durante todo el curso. Nos ahorraremos agobios de última hora y estructuraremos mucho mejor nuestro trabajo.

TE PUEDEN INTERESAR LOS SIGUIENTES ARTÍCULOS RELACIONADOS

Abrir chat